The Swimsuit


Siento que se me viene el invierno y no termino con los posts playeros! Voy a tratar de finiquitar todo esta semana para que no queden las cosas tan atemporales. Igual en el hemisferio norte estan en plena primavera así que a los lectores de por alla les viene barbaro el tema que quiero tratar hoy: El traje de baño, o malla como le dicen por acá.
No sé si ustedes estaran de acuerdo pero es una patada tener que comprar una malla, es cercano a una pelicula de terror que condensa tus inseguridades corporales más profundas. Además de el estado de vulnerabilidad en el que quedas en medio de ese probador de la muerte. Sola, triste, con mucha celulitis, pelos gigantes y en partes que se supone que ninguna dama tendria que poseer y practicamente en pelotas a merced de cualquiera que se atreva a abrir esa cortina de mierda que nunca cierra bien.
Otro tema, yo nunca usé bikini. Escribiendolo ahora mismo, tendria que importarme muy poco lo que piensen los demás acerca de mi cuerpo y mis elecciones. No usé nunca bikini, ni a los 15 cuando me daba el cuero y la panza chata para usarlo ni a los 31 donde todo esta el doble de flojo. Les explico brevemente porqué. A los 12 años sufrí un accidente muy grave en el baño de mi casa, casí no la cuento. Me subí al lavatorio y este se vino conmigo encima, se hizo añicos y me corto por todas partes. Tengo unas cicatrices bastante grandes en la parte izquierda del abdomen y en la cadera. Afortunadamente fue solo sangriento y no me corte ningún organo pero me cosieron mucho. Y la verdad durante la adolescencia lo sufrí bastante porque pensaba que era como una especie de monstruo al que nadie iba a querer, solo por ese defecto físico. Con el tiempo y la madurez, yo pude asumir mis marcas y vivir una vida plena. A ser feliz con ellas, comprender que son parte de mi historia, de lo que soy. Y también comprender que todos tenemos cicatrices, a algunos se nos ven y a otras personas no.
Así que no uso bikini porque en el fondo, siento que si lo uso a muchas personas les va a causar impresión vermelas. En realidad me tendria que (te lo digo en mexicano y argentino) valer madre y chuparme bien un huevo. La cosa es que es re dificil encontrar trajes de baño completos que no parezcan para la tercera edad, por lo menos acá no hay. Ya sé que en USA se consigue de todo, pero como yo vivo acá...Siempre termino comprandolos en una tienda que se llama Liverpool en México y esta última vez tuve un hallazgo en un wal-mart. Así que aca les dejo la selección de tankinis que usé este verano. Ya entrados en la confesión les cuento que el negro era de mi mamá y me lo prestó porque un día antes de ir a Cancun yo todavia no nada que llevarme para nadar y resulto re comodo. Despues encontre uno rosa fluo espectacular en Wal-Mart a 250 pesos mx, una ganga! Y el otro lo compre en zara. es un bikini pero me puse encima una blusita re ligera con muchos ositos ilustrados por mi. Aguante todo.








Look1: Bikini Zara, Top no brand, pañuelo-todo moda   Look2: Tankini de mi mamá  
 Look3: Tankini Wal-Mart Cancuún  Headband Folk.



No hay comentarios:

Publicar un comentario